Noticias Destacadas
Inicio » General » Breve historia del sistema operativo Unix

Breve historia del sistema operativo Unix

Dennis Ritchie y Ken Thompson, desarrollaron un sistema operativo al que denominaron Unix, nombre escogido como burla al proyecto Multics en el que habían trabajado anteriormente.

Durante los años setenta, dos de los investigadores de los Laboratorios Bell, Dennis Ritchie y Ken Thompson, desarrollaron un sistema operativo al que denominaron Unix, nombre escogido como burla al proyecto Multics en el que habían trabajado anteriormente. Terminado el desarrollo de Unix, ambos investigadores expusieron su trabajo en una conferencia internacional en la cual varios participantes les pidieron una copia de este nuevo sistema.

Durante esa época, Bell había perdido un juicio antimonopolio. Parte de la sentencia estipulaba la prohibición de incorporarse a cualquier negocio que fuera diferente al de las telecomunicaciones. Como consecuencia de esta situación, a Bell le era imposible entrar en el negocio de los sistemas operativos. Los investigadores presionaron para obtener una copia de Unix lo cual motivó a los ejecutivos de Bell a licenciar su uso como una herramienta de investigación. La licencia de Unix pasó a ser muy barata para las universidades y bastante cara para la industria.

La Universidad de California de Berkeley adquirió una licencia de Unix. La motivación principal residía en poder experimentar con el primer sistema operativo que incluía código fuente. Poco después, los investigadores de Berkeley habían escrito ya varios programas utilitarios para el nuevo Unix que otros investigadores podrían encontrar interesantes. Berkeley entonces pasó a distribuir este código llamando a sus distribuciones BSD (Berkeley Software Distribution).

Al principio las distribuciones de Berkeley consistían básicamente en herramientas para los usuarios. Sin embargo pronto empezaron a cambiar la forma en que el propio sistema operativo funcionaba. Implementaron el manejo de memoria virtual y programaron el soporte para los protocolos del Arpanet que con el tiempo daría forma a la actual Internet. Todos estos cambios serían distribuidos como BSD a quienes tenían una licencia de Unix de la división de BTL enargada de administrar este sistema (AT&T).

En los años ochentas, Richard Stallman, decidió dedicarse al desarrollo de lo que hoy se como “software libre”. Para Stallman los mayores progresos en la industria del software surgen cuando se coopera entre programadores man y que las industrias de entonces estaban atentando contra la libertad de los usuarios y programadores para compartir el software. Decidió entonces comenzar el desarrollo de un sistema parecido a Unix y distribuirlo libremente. Lo llamó GNU, un acrónimo recursivo que significa Gnu’s Not Unix (GNU no es Unix).

 

En este momento, varias compañías se habían subido al carro del negocio de Unix. Microsoft distribuía Xenix, una versión de Unix para el procesador 80386, Sun Microsystems utilizaba BSD para su SunOS. Digital Equipment Corporation disponía de un sistema basado en BSD, llamado Ultrix.

En comienzo de los noventa, la Universidad de Berkeley había cambiado tanto el sistema Unix que decidieron distribuirlo incluso a personas que no tuvieran una licencia de AT&T lo cual motivó a otras personas a iniciar una empresa para distribuir BSD—como ahora le llamaban al sistema Unix de Berkeley—comercialmente. Esta empresa se denominó Berkeley Software Design, Inc. (BSDI).

En el momento en que BSDI comenzó a vender BSD se estableció un número de acceso telefónico gratuito para sus clientes y por entonces, como resultado del antitrust, Bell había sido desmembrado en varias compañías, una de las cuales era AT&T que tras las nuevas disposiciones podía comenzar a comercializar Unix.
AT&T creaó una división llamada Unix System Laboratories con la intención de comercializar Unix a la industria. La división Unix System Laboratories, ya había incorporado el código de BSD en el Unix de AT&T y para cuándo AT&T se enteró que BSDI estaba siendo también comercializado se lanzó una demanda contra BSDI.

BSDI fue llevada a los tribunales declarando que su sistema no estaba basado en el Unix de AT&T sino en el Unix desarrollado en Berkeley. AT&T se dio cuenta de no podría ganar la demanda contra BSDI por lo que pasó a demandar a la Universidad de Berkeley por distribuir código basado en el Unix de AT&T a personas que no poseían una licencia de AT&T. La Universidad pasó a la ofensiva y decidió demandar a AT&T por incorporar código desarrollado en la Universidad sin dar el crédito debido a los autores.

A pesar de todos estos problemas legales ya habían surgido distribuciones gratuitas del Unix de Berkeley. Bill Jolitz había incorporado BSD al procesador Intel 80386 y pasó a denominarlo como 386BSD. El grupo NetBSD se había fundado para incorporar BSD a otras plataformas. Por otro lado FreeBSD había tomado el código de 386BSD que Bill Jolitz no tenía tiempo de mantener y se disponia a distribuirlo gratuitamente para el Intel 80386.
Como consecuencia de la demanda de AT&T a Berkeley, todas estas distribuciones fueron redetenidas hasta que se arreglaran todos los aspectos legales acerca de si BSD era en un sistema operativo que no precisara de licencia de AT&T.

Muchas personas deseosas de disponer en sus nuevos PCs del sistema Unix, quedaba prácticamente sin alternativa, salvo Minix. Minix que era un sistema parecido a Unix fue desarrollado por el Profesor Andrew Tanenbaum para enseñar a sus alumnos. El enfoque educacional del sistema operativo Minix de Tanenbaum no admitia muchas modificaciones puesto que estas implicaban el incremento de la complejidad del sistema y que por lo tanto sus estudiantes lo entendieran durante el tiempo que durara el curso.

En este momento de la historia aparece Linus Torvalds, un estudiante finlandés que al ver que no era posible desarrollar Minix, inicio el desarrollo de su propio sistema operativo que sería compatible con Unix. Muchas personas que deseaban disponer de Unix en sus PCs vieron este nuevo desarrollo como única alternativa debido a la falta de funcionalidad de Minix y a los problemas legales de BSD.

Richard Stallman que ya llevaba diez años en el proyecto GNU, había desarrollado ya un sistema casi completo a falta del kernel, (programa que controla el hardware del equipo). Linus Torvalds decidió entonces, utilizar GNU y completarlo él mismo con su propio kernel, denominando el resultado final Linux. Según Richard Stallman el sistema debería haberse llamado GNU/Linux, puesto que este incluye más código del proyecto GNU que del proyecto Linux.

Llegados a mediados de los noventa, AT&T vendió Unix a Novell, quién decidió priorizar la resolución de las demandas existentes. Se obtuvo un acuerdo por el cual la Universidad de California eliminaría todo el código residual de AT&T y se lanzaría una última distribución de BSD totalmente libre de problemas de licencias. La distribución en cuestion se denominó 4.4-BSD Lite2. Ahora quien deseara distribuir BSD debería basar su distribución en 4.4-BSD Lite2 para no tener problemas legales. A continuación los encargados de la distribución de BSD retomaron sus trabajos comenzando a migrar poco a poco antiguos sistemas al nuevo 4.4-BSD Lite2.

En este momento, el sistema operativo de Linus Torvalds y Richard Stallman había pasado a convertirse en la única alternativa razonable al muy cuestionado sistema Windows de Microsoft.

FUENTES GRAFICAS: WikiCommons

SUPAGINAGRATIS.COM.AR
(1177) – Capital Federal
Tel: (011) 6385-2220
Web: www.supaginagratis.com.ar
Blog: www.supaginagratis.com.ar/blog
Email: info@supaginagratis.com.ar

Acerca de supaginagratis

supaginagratis
SuPaginaGratis es la empresa de Diseño de Páginas Web, Hosting, Publicidad y Programación más popular de la Argentina. Ofrecemos planes de diseño web específicos para cada negocio o comercio que quiera dar a conocer sus productos o servicios.

Check Also

Página Web Autoadministrable Eventos Sociales

Página Web Autoadministrable para publicar Eventos Sociales

Página Web Autoadministrable Eventos Sociales Estás buscando una página web o sistema web para poder …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *